viernes, 2 de agosto de 2013

"... tendré que golpearle la cabeza para ver si se da cuenta de lo que siento."

NINE.


Los últimos días del 2008, un poco despúes de su cumpleaños. Fue cuando caí enamorado (o me dí cuenta de cuánto lo amaba).

Su respiración jadeante, labios rojizos, ojos molestos realmente sexis y sus rodillas rodeando mis caderas mientras estaba a punto de golpearme con el cucharón de madera.

Oh, mi pantalón estaba ciñéndose peligrosamente. Un tumulto de sentimientos me habían golpeado aquella vez, justo después de la colisión de mi nuca y el piso de la cocina.

Jaejoong siempre ha sido muy fuerte, y  más si se enojaba. Yo estaba molesto también pero eso no impedía que mi corazón latiera como un conejo loco y que mi pecho se sintiera doliente y cálido.

Habíamos estado peleando hasta llegar al forcejeo, y los golpes con llaves de lucha improvisadas.

Más tarde, eso de la madrugada, cuando tuviese el insomnio de aquel entonces, me daría cuenta  que la razón de mi descontento eran celos. Porque Jaejoong habia salido con Yamapi desde la mañana y habia tomado nuestros momentos nocturnos  a solas, como si fueran nada. Desperdiciándolos con ese japonés.

Esa costumbre de llegar y ver a Jaejoong esperándome con los servicios puestos en la mesa, listo para servirme, con su sonrisa llena de orgullo porque sabía que le habia quedado exquisita y a mí se me estaría haciendo agua en la boca.

(Amaba esa sonrisa) y como apoyaba a la vez  los codos en la barrita de la cocina, mientras me veía engullir todo lo que fue hecho por él porque en yo era el único que seguía comiendo después de las seis gracias a que habia estado cuidándome y a mi buen metabolismo.

Meses después agradecería a  este último por permitirme comer tanto y poder ser atendido solamente por  Jaejoong en las noches.

Pero aquel 29 de enero no fue así.
Mis otros tres hyungs habían ido a la radio y el maknae (Yo, Changmin)  se habia quedado ensayando  con el coreógrafo  teniendo como único consuelo la idea de regresar a casa y que el olor delicioso de la comida de mi hyung me diera la bienvenida. Como era usual en aquellos meses.

Aquella noche ingresé al departamento  arrastrando mis pies con las ultimas fuerzas de mi alma y no. Ningún apetecible aroma al entrar. Tan sólo ver el recibidor a oscuras, y la cocina también  y ahí estaba Jaejoong acostado con Pi, echados en el sofá mientras veían los conciertos de Hideki.

Mi rostro debió cambiar por completo al verlos. La mueca para contener mi sonrisa desapareció en un segundo. Azoté la puerta detrás de mí al pasar y fui dando fuertes pasos, estruendosos, hasta mi habitación y volví a cerrar de un portazo.

No entendía porque eso habia dolido tanto a como una ligera traición. Me sentí dejado de lado.  Tampoco entendía el peso en mi pecho y eso me enojó más.



Me quedé en mi cama boca arriba media hora, observando el cielo raso, sintiedo el vacio, no sólo en mi estomago, si no que…creo que en mi páncreas.

Escuché las voces cuando decidí cerrar mis ojos y tratar de dormir con hambre, cuando después unos tímidos golpeteos a mi puerta me hicieron fruncir los labios.

“Changmin-ah…” Llamaba Jaejoong hyung. “Sobró  algo de ramen y estofado de verduras. ¿Quieres cenar?”

“¡No quiero!”

“Pero debes estar hambrie…”

“Buenas noches.” Interrumpí, excusándome a mi mismo que estaba dolido  con él y podía ser grosero.

 “Está bien, duerme.”  Murmuró confundido, pero aún así pude notar cierta decepción en su voz.

Pasaron unos veinte minutos para que me dijera a mi mismo que no era para tanto y me obligué a levantarme y abrir la puerta.

Jaejoong estaba parado otra vez ahí, con esa cara de bobo de siempre. Me percaté de su  aspecto adormilado y recordé la escena de ellos dos recostados uno sobre el otro.

Fruncí el entrecejo, y lo ignoré. Rebasándole  pasé directo a la cocina. Tal vez si comía algo, mi interior se normalizaría.

Comencé a buscar algo de ramen en las repisas cuando Jaejoong llegó y me sirvió un tazón de aquel estofado que aún estaba en la estufa.

“Esta bueno…” Forzó una sonrisa.

“Pues cómelo.” Podría ser delicioso, sí, pero ese tipo lo habia disfrutado primero antes en compañía de Jaejoong y eso por más trastornado que pareciera, me irritaba mucho.

Casi como un berriche, lo ignoré y seguí buscando.

“Changmin…pero cociné para ti”

“Mentiroso…” Mascullé mientras estaba concentrado ahora en abrir un paquete de ramen instantáneo.

“El kimchi es más sano.” Siseaba, yo trataba de llegar al microondas pero su cuerpo me lo impedía. Jaejoong aún sostenía la cuchara mientras posaba una mano en su cadera.


“No quiero comer nada tuyo.” Dije simplemente con franqueza.

“¡Yah! ¿Por qué?”

“ Ya no quiero nada cocinado por ti, hyung traidor.”  Mentí, aún así mi expresión se tornó asqueada al decir eso.

No pensaba comer las sobras de ningún japonés.

Jaejoong se quedó helado.
No me percaté que nos habíamos acercado, tampoco de lo genial que se veía Jaejoong enojado a esa distancia, el ceño fruncido y una mirada penetrante solamente para mí.

Woah…¿Qué habia sido eso?, pensé al notar mi  rostro acalorado cuando inesperadamente (bien, no tanto así) Jaejoong se acercó a mi y pude percibir su perfume y el cigarrillo en él.

“¿Estas enojado conmigo?”


Yo no sabía porque por primera vez sólo estaba actuando sin pensar. Eso significo que respondí con un “Sí” bruscamente. Otro error aquella noche.

Jaejoong siempre, se enoja cuando estas enojado con él. Así de extraño. Si sabe que estas molesto con él…luchará porque le digas la razón y lo arregles por ti mismo.

“Dejame pasar”

“No hasta que me digas porqué.”

“Porque eres un tarado. ”  Ambos fruncimos el ceño a la vez.

Supe que esta sería una de nuestras peleas, pero nunca pensé que al terminar peleando…pasara. Me pasara.


Mis manos aún sostenían el tazón de ramen y Jaejoong no soltaba la cuchara, eran como nuestras respectivas armas.

Quise apartarlo con mi hombro pero él también empujaba. El violento contacto físico entre un chico de Seoul y otro de Gwanju daba comienzo y nadie daría su brazo a torser, aún si niquiera estábamos seguros del porque estábamos tan enojados.


“¿Por qué te pones así?” Exigía saber. No lo sabía, no quería analizarlo.
Forcejeamos aún más. Los objetos que sosteníamos cayeron al suelo. El agua de ramen se derramó en alguna parte, pero nosotros no nos detuvimos, agarrando mutuamente nuestras muñecas  y ante brazos.

“Dime.”

Rugí algo como un “Gaaah” antes de alejarme pero Jaejoong sostuvo mi brazo y tiró fuertemente de mí.

Luego sentí el plástico y la pasta crujir bajo mi pie cuando quise retroceder,  mi otro talón resbaló con el agua y caí de espaldas llevándome a mi hyung también contra el piso.


“Ugh” Gemí por mi nuca adolorida. Mi visión parpadeaba mucho.
Cerré mis ojos porque todo comenzaba a moverse, aceptando que iba a desmayarme hasta que Jaejoong me pegó en la cabeza con la cuchara  nuevamente en su mano.

“Oye,no.” Me quejé pero mantenía el conocimiento gracias a eso. Dolía mucho.

Trataba de enfocar mi vista borrosa en algún punto para recuperarme. Y resultó ser Jaejoong.
Y woah…

¿Habia quedado idiota con el golpe?

¿Por qué Jaejoong hyung me parecía más hermoso de lo usual?

Mientras mis mejillas comenzaban a arder, una maligna vocecita empezó a explicarme en contra de mi voluntad lo que sucedía.

Solo eres un tonto, que esta celoso como un gato y no puede darse cuenta.

Entrecerré mis ojos, observando con detenimiento el rostro de Jaejoong.

Algo (corazón) comenzó a latir…demasiado rápido. Tanto que estaba asustado. Muy asustado.


Sabía que probablemente estaba sintiendo algo...algo raro como amor o atracción hacia Jaejoong. Lo peor es que también sabía que me esperaba un largo camino por delante.

.......

Uno que a veces parece nunca terminar.

Ahora estoy observándole dormir, justo a mi lado en el asiento del avión.  Deben ser las 3 de la mañana.
Soñé este recuerdo  de la nada. Siento que mi pecho se emociona de la nada y aprovecho este momento, donde nadie puede verme, para  depositar un beso en los labios del chico durmiendo.

Me pregunto si algún día va a saberlo, o tendré que golpearle la cabeza para ver si se da cuenta de lo que siento.


14 comentarios:

Emerald dijo...

No se si estoy muy mal psicológicamente hablando, pero me pareció tan hermoso la manera en que Changmin se dió cuenta que sentía algo más que amistad por Jaejoong *-* (golpeenme).

Nyu *o* dijo...

hsdjhakjhfsjfhjshfksjkghd owwwwwwww mi vida sdjhkjhfs CONTI!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! jhajhfjshkfsf -salta como loca- kaljkdjakds <3

Anónimo dijo...

Kyaaa! JJ y sus amigos japoneses ---> o_ó
pero bueno...graacias a ellos...CM se dio cuenta de lo que sentía :D
omomomo..se lo besó sdfasdfadsfadsfadf
adgjadsjkgasjdgasdgadgag....maaaas esperé tanto por la secuela...♥♥
graciaaaaas.

Wendy.

kimlizzie dijo...

Jajajja divino alexi simplemente describes esas circunstancias donde ambos son tan tontos y no se dicen lo que siente. Bueno en este caso a changmin. Creo que la forma de darse cuenta que amaba a jaejoong (hablo de min) fue lo mas lindo jajaja solo min se daria cuenra en esas formar bueno al menos eso creo yo.habra otea parte verdad en bobis de jae tiene que saber lo que siente y changmin y saber que siente el. Gracias por darme minjae ♥ me hacia falta.

Nadya Em dijo...

My santo goooooooosh, fue tan asjghdahjg ♥ me encanta cuando se atacan(?) sí, lo sé me gusta el amor sádico. No sé qué hacía metido ahí Yapapi, ese tipo -.- pero en algo sirvió, al menos para que min deje de negarse. Y fue hermoso~
Gracias, gracias por compatirlo, y perdón por el tonto comentario ♥

Evy Chwang dijo...

Descuida creo que esa es la razon por la que me gusto escribirlo.
Gracias por leer esto.

Evy Chwang dijo...

Comenten y continuo(?). Najaj no. Este martes.
Thank you.

Evy Chwang dijo...

Amo a los amigos nipones de JJ y como estan en Japooon~~♡
Leiste el anterior?
Gracias~ no esperaras tanto esta vez xd

MizoRomi dijo...

OH YEAH BAIBI. ¿SABEN CUÁNTO ESPERÉ POR ESTO? ¡DESDE EL AÑO PASADO EN UN RECREO EN DONDE CASI DEJO SIN BRAZO A MI AMIGA! JAHDKHSKSVSJSHSKHSHSJS

¿Sabes? Esto yo lo leí de papelito y de adelantos que me dabas, pero no es lo mismo que leerlo de corrido y y y y y y siento que puedo seguir esperando por más capítulos de estos dos ><

Realmente, realmente NINE me gusta demasiado. El primer capítulo me encantó y este no se queda atrás, claro que no y es que uuuuf. Changmin forever niño especial que se da cuenta de formas extrañas como se siente >< Ahora Changmin comenzará a demostrar su amor a través de golpecitos suavecitos uvu<3

Y Y Y ISVKDVDLAGSKDHKAHSIS EEEEEVYYYY, LO BEEEEEESÓÓÓ, LO BESÓ Y YO ESO ANTES BO LO HABÍA Y ME HA TOMADO POR SORPRESA Y ESTUVE A PUNTO DE DARME CONTRA LA MESA Y YBH JDBSKH


TE AAAMIIITOOOO, EEEVY<3 Gracias por esto, rlly<333

Evy Chwang dijo...

Supongo que el dolor del golpe inhibió su sentido de la logica an why im falling in love with you~ jajaja
Gracias por leer, ya veremos~ Para Jaejoong es IMPOSIBLE que Changmin pueda sentir algo así por él...y (omitiré más detalles)

Evy Chwang dijo...

Atacandose de distintas formas es lo mejor <3
Es que Yamapi es japo y estaban en japón(?)
Gracias por leer Nadya-ssi

Evy Chwang dijo...

BAIBI-SSI!
Nou, creo que ¿si fue en el 2012? Pensé que en el 2011...uhm, debo revisar mi post en tumblr(?) Ahorita estoy siguiendo con el tres <3 hehehe, me alegra que te gustará el beso, creo que fue muy impulsivo de Chami porque él no era el único en el avión!(? alguien lo vio?

No quiero que te des contra la mesa, pero intentaré provocar una agradable reacción desde ahora <3

Te amiiiiiiiiito -acento chileno(?)-

YuukiNii dijo...

Me encantando los fanfics donde es Changmin quien cuenta de su vida

LAURA CAMPOS GARCIA dijo...

Que Min tan celoso, pero ya se dio cuenta de su amor apache que tiene por Jae...

Gracias!!!