viernes, 22 de marzo de 2013

First Date.

♥  Eso es para ROMI<3   qué amo como escribe y más importante, eres amiga, te tengo cariño y  eres genial, y te gusta el soulfighter así que aquí ésta. 





First Date.









Se relamió los labios para después morderlos. Jaejoong no podía terminar el  examen de cálculo.  Ahora mordía el borrador de su lápiz mientras sus  bonitos ojos recorrían todo el problema de funciones,  uno de los tantos que no podía resolver.

Por supuesto que habia estudiado. Toda la noche. Pero simplemente no habia sido suficiente, ya que no habia entendido previamente las explicaciones cuando estas fueron dadas por su maestro cuando era el momento. Así que ya se imaginaran la efectividad que debió haber tenido el estudio de un  chico que ni siquiera entiende lo que estudiara.

Lo peor es que era el último en el salón, todos habían terminado la primera media hora y Jaejoong casi llevaba dos, ahí sentado sin poder avanzar del séptimo ejercicio, siete de treinta activos. Todos  deben saben la presión que debe sentirse  en aquello.
Pero  no podía permitirse a contestar  a lo tonto, ya no,  porque esa siendo su materia favorita,  la habia descuidado y estaba a punto de reprobar. Este hermoso  examen era su única esperanza, aunque ya estaba imaginándose repitiendo curso por segunda ocasión.

“¿Maestro?” Escuchó una vocecita  rompiendo el tenso silencio que  habia en el lugar, pero se obligó a no despegar la vista del papel, como si observándole fijamente pudiese suceder un milagro.

El señor Yihan, se había quedado dormido sobre el escritorio, una mal noche de sueño y el idiota de Kim Jaejoong hacia que no pudiese irse a casa a descansar. No podía hacerlo hasta que absolutamente todos los exámenes se le fueran entregados.

Se estiró exageradamente dando un bostezo,  quizás a propósito para que el estresado pelinegro lo escuchara y distraerlo o solo presionarlo.

“¿Sí, joven Shim? ¿Qué hace usted aquí? La salida fue hace mucho.” Su voz grave y pastosa resonó por todo el salón, pero Changmin no se dejo intimidar, recargado en el marco de la puerta, observaba a Jaejoong revolviéndose los cabellos cuando la punta del lápiz se le rompió.

“¡Joder!” exclamó.
“Kim, ese vocabulario”.

Jaejoong no le respondió mientras ahora borroneaba en el examen y hacia un gesto para mandarlo a callar.
Changmin reprimió una risita.

“Bien, bien ¿Qué sucede, Shim?”  Dio un gran suspiro, sobando sus sienes.

“Su auto está bloqueando al del director para salir, me envió a decirle que lo moviera.”   Entonces el pobre tipo despertó por completo, revisó que las llaves estuvieran en su bolsillo y salió abruptamente. Pero segundos después regresó. “Shim, cuida que no haga trampa.” Ordenó, observando  de forma sospechosa a Jaejoong, señalándolo  y después siguió con su carrera.

“”Mierda.” Susurró Jaejoong, ya habia formulado un buen plan para sacar el libro de cálculo y al menos contestar alguna pregunta de forma segura.

Lanzó una mirada inexpresiva al menor y regresó a su pequeño infierno matemático.
Changmin se sentó en el escritorio del maestro, con una sonrisa bailando en sus labios.  Recargó su cabeza en su mano, a la vez su codo en la  lujosa superficie de madera, observándole fijamente.

Justamente Kim Jaejoong.

El chico que le gustaba más que starwars, que los legos y los juegos de arcade pero no tanto como la comida. El bonito Kim Jaejoong, quien era demasiado popular como para estar sin algún chico o chica detrás de él.  Desde que Changmin habia entrado a ese curso, se habia sentido realmente interesado en Jaejoong, y aunque fuese un chico un tanto problemático y no muy listo para las ciencias exactas, en realidad sabía que era una buena persona,  era bueno con  sus padres y una vez lo habia visto ayudar a un pequeño cachorro que habia estado a punto de ser arrollado por un auto, habia visto sus ojos volviéndose dulces y su voz hablándole con ternura a sus hermanas.

Era realmente lindo con sus seres queridos. Changmin quería estar dentro de ese afortunado y exclusivo círculo también.  Tanto habia pensado en él, tanto lo habia observado… Habia visto lo que otros no pudieron,  más allá de su   fría belleza y rostro carismático, y era su calidez  y bondad. Fue así hasta que terminó por querer más que solo ser tratado  como un querido dongsaeng.

 Y ahora estaban a solas y Changmin podría invitarlo a salir.  ¿Debería tomar aquella oportunidad tan peculiar?

Los latidos de su pecho tomaron más velocidad cuando Jaejoong relamió sus labios y se inclinó para tachar algunas cosas.  El escote de su camisa blanca  mostrando sus pálidos y delgados pectorales, hizo sonrojar a Changmin.

Tamborileó  los dedos en el escritorio, como si no  fuese su intención, se puso de pie   entonces se situó al lado del pelinegro.

Apenas iba abrir la boca para hablar, hasta que percibió el sudor en las sienes del  mayor y como su mano temblaba cuando anotaba algunas cosas para después las borrarlas nerviosamente.  Ni siquiera habia notado que estaba invadiendo su espacio personal justo ahora, era eso o estaba ignorándolo.

“Oh, sí... ¿podrías alejarte cinco centímetros? Tu perfume me distrae, Changmin” murmuró rápidamente entre dientes, tecleando en su calculadora y volviendo a borrar la respuesta que ya tenía contestada.

“¿Cómo sabes mi nombre?” le preguntó. Se suponía  que no habían hablado mucho como para recordarlo en una clase de setenta alumnos.  Y generalmente Changmin era llamado por su apellido en la escuela.

Jaejoong no respondió, comenzó a golpear la punta del lápiz sobre el papel mientras leía la siguiente pregunta, rindiéndose a la anterior.

“No estaba tan difícil.” Murmuró el menor después de casi un minuto.
“No me molestes por favor.”

“Solo son funciones y limites muy simples. Sustituyes y resuelves la ecuación.”

“¿eh?” Jaejoong  volteó a verlo con una mirada curiosa. “¿Solo sustituir? ¡Sé hacer eso!” exclamó emocionado. Pero después se dio cuenta de lo estúpido que debió haberse visto. “Es decir, sí, muy fácil, ya lo sabía.”

Otros tres minutos.

¿Puedes ayudarme en este?”  Changmin le miró con cierta molestia.

“¿No querías que te dejara en paz?”

“No…yo...es decir, sí, pero…”

“¿Sabes que puedo meterme en problemas  si te digo las respuestas? Oh, está bien…te ayudaré.”

“Es cierto. NO quiero que te metas en problemas” Jaejoong se mordió los labios. “Lo siento.”

Changmin asintió en silencio.  Hasta que una idea se le ocurrió. ¿No era tan malo verdad? ¿No se vería tan desesperado? ¿No es cierto? Solo era…una oportunidad.

Además Jaejoong ya no le habia preguntado nada a pesar de que de verdad lo necesitaba, eso le hacía sentir un poquito más culpable.

Observó a Jaejoong de arriba abajo, y tragó saliva, sintiéndose inseguro de  hacerlo. ¿Pero que podía perder? Después de todo no eran amigos…

“Si te digo las respuestas….” Changmin musitó para llamar su atención. “Te diré las respuestas si sales conmigo.”

Jaejoong se quedó pasmado sosteniendo su lápiz mordisqueado y pequeño. Sabía que el pequeño era muy inteligente. Incluso habia sido el primero en terminar el examen...  esperaba que le pidiera dinero o algo así. ¿Pero salir con él?

¿Acaso le gustaba a Changmin?   Un calorcito inundó su pecho sin poder evitarlo, sin embargo, frunció el ceño. ¿Cómo se atrevía a… a… aprovecharse de su debilidad?

No le contestó, limitándose a concentrarse en su examen, pero no pudo.

No es que sea un gran sacrificio.
Changmin es lindo.
No puede ser tan malo, te ayudará a no desacreditar ¿no es acaso eso lo que querías?
Incluso si es una broma…


“¿Hablas en serio?”

El castaño asintió energéticamente con el corazón a mil.  

“Vale… entonces, ven, ayúdame antes de que venga Yihan”

Changmin  fue a  inclinarse para ver el examen hasta acercarse mucho a Jaejoong, quien sintió algo de nerviosismo. “Usas los factores, así. Entonces…  Si  es equis dos menos nueve, solo tienes que ver que numero multiplicándose por sí mismo da nueve.”

Jaejoong asintió con la vista fija en las bonitas manos del castaño, señalando los números.
“¿Es...Es… tres?” inquirió de forma insegura.

Changmin asintió con media sonrisa. “Sí.”

“Oh…entonces...Entonces…, ya, vale, es infinito.”  Y tachó el inciso correspondiente. “Gracias…”
Despistadamente,  Changmin recargó su mano en el hombro de Jaejoong, mientras le decía que hacer en cada pregunta.
.
.
.
 Por suerte el maestro se habia tardado el tiempo suficiente  para que ambos terminaran.

Changmin salió justo en ese momento y espero a Jaejoong recargándose  con los brazos cruzados en el portón de la entrada.  Jaejoong fue a su encuentro unos cuantos minutos después de él. Llevaba la mochila  en ambos hombros y  se tallaba las manos grises por el  grafito del lápiz.

“¿Todo bien?” preguntó, cuando el mayor  camino hasta cruzar la calle. Changmin corrió un poco para alcanzarlo.

“Sí, salvaste mi vida. Gracias, Changmin. Te debo una.”

“A decir verdad, sí.” Desvió la mirada nerviosamente. “Saldrías conmigo si te ayudaba.” Le recordó.
“Pensé que… no era en serio.”

“Lo es. Hablo en serio, pero no estoy obligándote. “Suspiró. Changmin no sabía muy bien qué decir después. “¿Quieres ir a algún lado en especial?” No, eso estaba mal, se supone que se debe ser específico al invitar a alguien a salir por primera vez, como al cine o…algún lugar para divertirse o algo así.

“Entonces es en serio.” Jaejoong río cubriéndose la boca por la expresión nerviosa y acalorada del menor. No podría ser tan  malo, Changmin era gracioso y agradable, después de todo.


Al final decidieron ver una película cerca de la casa de Changmin.  Compraron la que tuviese el horario más  cercano.

A pesar de  que Changmin no era un chico que hablase mucho, con Jaejoong pronto pudo sentirse cómodo y tomar confianza.  Cuando salieron del cine, se reían por la manchas de queso y mantequilla que les habia ensuciado el uniforme, el como a Changmin se le habia caído el refresco en el estomago y ninguno se habia dado cuenta al estar tan pendientes de las reacciones del otro al ver la película de terror.

“Es la primera vez después de un examen, en la que no estoy debajo de las sabanas, pensando en que seré un vago  en el futuro.”  Bromeó Jaejoong con un cono de nieve, estaban en la parada del autobús, donde esperaba a que llegara el que lo llevaría a casa. “Me siento un poco culpable por el examen, pero estudiaré más.”

“No eres muy bueno para los números.” Respondió Changmin en voz alta, las bocinas de los autos habían comenzado al sonar cuando uno se detuvo cuando no correspondía.

“No, no mucho. Pero me defiendo mucho en japonés e inglés...” Le sonrío. 

“Lo sé.”

“¿Lo sabes?” Pregunto el mayor divertido. “¿Cómo lo sabes?”

“E-es decir, me lo imagino.” Changmin se golpeó psicológicamente. “Yo...yo… No es que sea un acosador, pero yo…”

“Sí, también te observaba. Al principio no, pero cuando tienes unos lindos ojos cafés sobre ti  casi todo el tiempo es imposible no tomar curiosidad y corresponder.”

 Jaejoong rascó su mejilla, cuando el silencio volvió en la enorme avenida y Changmin se quedó mirándolo sorprendido. Era como si aquella confesión hubiese sido escuchada por todo el mundo; todos guardaban silencio esperando a saber qué sucedería después. 


“Supongo que era muy obvio, después de todo.” Se animó a responder el menor con timidez.
Jaejoong sonrió avergonzado.  No era precisamente lo que se tenía que decir después de una cita, pero habia encontrado a alguien tan o más sincero que él y eso le agradaba, Changmin era real, no fingía interés cuando conversaban en algo y no se la pasaba adulándolo como lo hacían todos.

Entonces Jaejoong pensó que pudo haberse acercado a Changmin desde hace más tiempo, en vez de tener que soportar a todas esas personas superficiales que solo estaban con él por su reputación y solo veían su “belleza.”

“¿Podemos repetir esto?”

“¿Qué cosa?” Changmin ladeó su cabeza al cuestionar, algo que al mayor le pareció muy adorable.
“La cita, otra cita.”

“Ah, eh,  ehehehe...” rio nerviosamente, mientras miraba a otro lado, segundos después reaccionó y carraspeó un poco antes de responder. “Es decir, por supuesto, ejem.”

“Hecho. ¿Te dí mi celular, verdad?” Un taxi se acercaba, Jaejoong hizo un alto para llamarle, era tarde y probablemente eran los últimos que estarían por ahí.

“Sí.” Changmin palmeó su bolsillo, donde estaba el suyo.

No, no era momento de un beso de verdad, se advirtió Jaejoong, quizás Changmin solo quería ser su amigo y  él ya  estaba malinterpretándolo. Solamente se acercó a él y besó su mejilla amistosamente.

“Nos vemos mañana” Apretó su hombro y subió al auto, luego se despidió con la mano.

Al ver que el vehículo se alejaba, Changmin poso sus dedos delicadamente sobre el lugar besado mientras reprimía una pequeña risita.

 Feliz. Aunque pudo haber sido mejor si lo hubiese besado un poco más a la izquierda, en los labios.   Ahora después de ese “nos vemos mañana” estaba realmente emocionado, podría observarlo más de cerca e incluso podría hablarle, y pensaba en que debería hacer un espacio de su tiempo y proponerle enseñarle física avanzada a Jaejoong antes del examen.
Podría aprovecharse   de eso también.

“No es mala idea.” Murmuró pensativo. Regresó a su casa, mientras cantaba una tonta canción en ingles con su mala pronunciación.









7 comentarios:

mizoboo dijo...

¿Primer comentario? MÍO *-*♥

Hay, siento que jamás en mi vida me voy a aburrir de leerlo, porque es taaaaaaan simple, es tan encantador y es tan, tan, tan, adorable que me encanta.

Antes mi comentario fue puro: "KJABSFKAJBGKSJBDGKBSGKBSG Q________Q KABFKAJBGKBDGK" que sé entendiste la mitad de lo que realmente quería decir. No te preocupes, hay veces que ni yo me entiendo (?). No, en serio, no lo hago.

La forma en como de a poco se están dando a conocer que la cosa es un tanto mutua, la encuentro tan auténtica y tan normal, tan poco fuera de lo normal, que en serio me gusta mucho, mucho. Tengo que reconocer que es lo que más me gusta. Y claro, obviamente, como al confianza se va dando de inmediato, desde ese preciso momento en que Changmin apoya su mano en el hombro de Jaejoong en el examen

-KJBFJKASBDGKSHKJSFKJSBGJHSBFJKLSBGKDBHKSJDBFHDJHNLFJNJLKNDFLJ parte favorita, LEJOS, LEJOS, LEJOS-

¡Y ESO ÚLTIMO, OMGS! Changmin, yo te amararé toda mi vida si obligas a Jaejoong a que las cosas se repitan y que no sea un simple beso en la mejilla, te lo juro. Te pongo un pedestal y te iré a prender velitas todos los días para que veas lo fiel que puedo llegar a ser (?).

OK, estoy delirando.

YO QUIERO MÁS Q__________Q Lo voy a imprimir y se los refregaré a mis amigas en su cara e3e Sí, esa onda.

AY, ERES TAN BONITA ;A; Pusiste mi nombre y el enlace de mi cosa y y y me dijiste amiga y y jsdfhskjghjh. También te tengo mucho cariño, a pesar de que ha sido desde hace muy pocos que empezamos a hablar 'harto'. ¿Cómo fue? Como que de la nada hablamos mucho, mucho xDDD


CUÍDATE MUCHO, MUCHO, MUCHO Y UNA Y MIL VECES MÁS GRACIAS POR EL REGALITO BONITO ESTE QWQ ♥

Bichito_raro_ dijo...

Owwwwwwwwww tan lindo! *-*
Changmin cuando no aprovechandose de las oportunidades xD
Ame la frase "El chico que le gustaba más que starwars, que los legos y los juegos de arcade" Y mori de la risa con "..pero no tanto como la comida" xD Te quedo tan lindo! Gracias por escribirlo ^^

Emerald dijo...

Me encantan estas historias que aparentar ser "simples", pero son taaaan dulces, las adoros *-*, me encanto la forma en que se desenvuelve su primer acercamiento, fue tan natural que siento envidia .__. Ok, necesito mas de este fic

Tsuki YJ dijo...

Awwww tu bien sabes que soy fan de las historias tristes, pero Goshhh esto se ha robado un pedazo de mi corazón (y unos grititos de adolescente enamorada) es tan encantador.

Me encanto enserio awww lleno mi corazón de amor, no puedo decir mas cosas en este momento solo salen cosas totalmente cursis y llenas de amor de mi boca fasdfasdfasd ♥ :3

Vane dijo...

-vomitando corazones en un charco de colores- literalmente asi estoy xDD jajajaj un shoy bien dulce y eso kgdslfkfld <333333
Evy ¡felicidades! cada dia escribes mejor ;;/ <3 , hace tiempo que no leia un shot tuyo, pero sabes el motivo ;; , pero dejar de leer y volver y darte cuenta que cada vez escribes mejor es wuayasi *--* hermoso leer algo tan bonito ♥
sigue asi Evy <3

kimmy lin dijo...

A ver que changmin es un chantajista de primera eh! Tu muy bien changmin tu muy bien xD jajajaja ay dios mio me imagino al pobre jae teniendo un mental breakdown en plena carpeta por que no puede resolver su examen de calculo y ese changmin ni lento ni perezoso, y al final la pequena citi el beso en la mejilla y el pequeno apreton de hombros, de esto se tartaaa e_e de pequenos gestos y con estoo basta para hacer que diga: ah! Que buen fic, no mas. Tiene las dosis exacrtas de ternura y saafdada que me hacen bien en noches como esta. Gracias por compartirlo :3

kimlizzie dijo...

Asi si o mas lindo !!!! Pobre jae me lo imagino todo nerviosi en el examen pero como dijeron por ahi jajaj changmin es tan inteligente jajja que enseguida le ayudo y ese beso ♥ aunque haya sido en la mejilla ufff casi me desmayo por ello ♥ gracias por compartirlo y hacerme dormir feliz nos leemos en otro (n_n)/